Tag : Xermade

Los lagos de Xermade, espacio natural

 

La Consellería de Medio Ambiente publicó ayer en el DOG la declaración provisional de Espazo Privado de Interese Natural de los Lagos de Lousada, en Xermade. Esta declaración supone que los promotores de esta zona disponen a partir de este momento de un plazo de dos años para presentar un plan de conservación necesario para su aprobación definitiva.

El ámbito protegido se trata de una parcela que posee valores hidrológicos singulares derivados de la presencia de las antiguas explotaciones mineras que dieron lugar a dos lagos y una laguna permanentes. Los lagos cuentan con una superficie que ronda los 15.000 metros cuadrados y la laguna con una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados. 

Desde la Consellería de Medio Ambiente destacan que los lagos constituyen importantes puntos de agua (bebederos) para la fauna del entorno más próximo, con notables poblaciones de insectos y anfibios, formando parte del Inventario Galego de Humidais. Además, este espacio está integrado en la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, con hábitats de interés comunitario.

Iniciativa en los años 90

Ya los años noventa, los propietarios de los terrenos cedieron unas tres hectáreas a la comunidad de montes para que se crease una área recreativa, pero aquel proyecto quedó en el olvido. Ahora, al parecer, los dueños del espacio protegido pretenden crear una gran zona de ocio y esparcimiento, que incluiría la pesca intensiva, barcos de paseo, merenderos e incluso bungalós para atraer el turismo.

De esta forma, si saliese adelante esta iniciativa privada, el municipio ganaría un atractivo turístico muy poco conocido fuera del ámbito de Xermade. «Podería ser un bo lugar para atraer tránsito da xente que vai de Lugo a Viveiro e desexa para a comer ou a descansar, xa que está moi preto da autovía», explicaba ayer el alcalde de Xermade, el socialista Roberto García. El regidor apuntó al estar «case camuflado» y tratarse de un terreno privado y vallado apenas lo conocen fuera del municipio, y eso que los lagos están a menos de cinco kilómetros de Roupar. 

Para los vecinos de Xermade, especialmente para los mayores, sí se trata de un lugar de recuerdos debido a que muchos trabajaron en la explotación de las minas de hierro, que fueron cerrada en los años setenta, aunque posteriormente se extrajeron restos que quedaron para el cemento. En los últimos años, al parecer, a través de una subvención de la Diputación, los dueños tuvieron ganado ovino, que a su vez sufrieron ataques de los lobos de la zona”

Artículo publicado por lavozdegalicia.es

 

 

 

 

Imagen: Concello de Xermade

 

 

Barrio a Barrio. Candamil

 

“Dividida en dúas metades pola LU-861, esta parroquia xermadesa presume de xacementos, cruceiros e historias curiosas, as que construíron a base de esforzo os seus veciños, que tiveron que facer as maletas en busca dun futuro mellor”.

De esta manera, comienza el pequeño reportaje que dedicó el periodico El Progreso a nuestra parroquia (Candamil) en donde sale nuestra casa. Para verlo, aquí dejamos el link: Barrio a Barrio. Candamil

Toponima de Candamil: “De *(uilla) Quendamiri, forma en xenitivo de Quendamirus, o nome do antigo posuidor da uilla (“explotación agrícola”),  nome de orixe xermánica” .

Ahí queda y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Entrada hacia la iglesia de San Miguel de Candamil

 

A Pena de Candamil, casa de turismo rural

 

Imágenes: El Progreso 

Otoño rural

otoño-colores-setas

 

 

En el año el otoño es un sosiego
y es la más suave de las estaciones,
en ella se perdonan los perdones
y renace el anhelo solariego.

El otoño no tiene sol de fuego
ni turbas ni dramáticas visiones,
los dolores se van de vacaciones
y la brisa en las tardes es un juego.

En el otoño pasa la jornada
lentamente/con calma/con olvido
y con la mente bien despabilada

digamos que en la paz está la clave
del ocio saludable y compartido
porque el otoño es éso/vida suave

Mario Benedetti

Imagen: A Pena de Candamil