Arde Lucus o una de romanos

El Arde Lucus comenzó a celebrarse en el año MMII ligado al solsticio de verano y con un objetivo primordial: rememorar la fundación de la ciudad de Lugo recreando su pasado romano. El recinto histórico amurallado se transforma cada año durante tres días en Lucus Augusti, destacada urbe de la Gallaecia romana, ofreciendo a quien la visita un completo programa de actividades en un marco incomparable como es la Muralla, la cual cobra durante la fiesta un especial protagonismo.

Cada año crece más y consigue unha gran repercusión mediática y de afluencia de público, llegándose de tal manera que en el décimo aniversario logró su reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Gallego.

Para más información sobre su programación lúdica y cultural, no dudeis en consultar su magnífica página web: ardelucus.com.

Pongan las túnicas a clarear que allá vamos.

Imágenes: ardelucus.com

 Arde Lucus_2015

Programa Dinamíz@te

La Diputación de Lugo en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI) llevaron a cabo durante el año 2014 y el 2015 el programa Dinamíz@te para apoyar a los pequeños emprendedores.

En esta iniciativa participó A Pena de Candamil, recibiendo asesoramiento sobre la gestión comercial y marketing digital.

A Dinamizarnos!

El Progreso-marzo 2015-reducida 3

Imágenes: El Progreso 

De Ruta: Playa de las Catedrales, monumento natural

Entre Foz y Ribadeo (costa de la Mariña lucense) a media hora desde A Pena de Candamil, se encuentra una de las playas más bonitas y espectaculares de España, declarada en el 2001 (Red Natura 2000) como Lugar de Interés Comunitario por la riqueza de sus hábitats faunísticos y vegetales, elegida en el 2014 como una de las 7 Maravillas Naturales de España, colocada en el puesto número 15º dentro del ranking mundial y cuarta mejor playa de Europa.

La Playa de las Catedrales (Playa de Aguas Santas) está formada por 1.400 metros de arena blanca-fina  y recibe este nombre por el conjunto de acantilados, algunos con más de 32 metros de altura, que esculpidos por el viento y el mar, forman unos arcos y unas bóvedas impresionantes recordando a los arbotantes góticos de las catedrales.

Sólo se puede visitar en la bajamar (dos veces al día), a través de unas escaleras que bajan al arenal; para ello,  se debe consultar el estado de las mareas y sus horarios.

Consejo: abandonar la playa media hora antes de que empieza a subir la marea, no vaya a ser que nos mojemos más de lo que queremos!

Imágenes: Flickr Tuscasasrurales, bajo Licencia Creative Commons CC BY-ND 2.0